Association Between Achieved ω-3 Fatty Acid Levels and Major Adverse Cardiovascular Outcomes in Patients With High Cardiovascular Risk. A Secondary Analysis of the STRENGTH Trial

  • Alberto Navarro
  • Jefe de Fellow de Cardiología
  • Programa Universidad el Bosque 2020 – 2022
  • Especialista en Medicina Interna Universidad del Rosario
  • La Cardio – Fundación Cardioinfantil 
  • Avalado por:

  • Daniel Isaza
  • Jefe Unidad Coronaria
  • Darío Echeverri
  • Director Departamento de Cardiología

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Existe un gran interés por establecer si los ácidos grasos omega-3 modifican el riesgo de enfermedad cardiovascular. Varios ensayos clínicos (ORIGEN, ASCEND, VITAL) no han mostrado beneficios cardiovasculares. Estudios recientes como el REDUCE-IT (n = 8179) y STRENGTH (n = 13078) estudiaron dosis más altas de ácidos grasos omega 3, presentando resultados contradictorios, REDUCE-IT informó un HR de 0,75 y STRENGTH informó un HR de 0,99. El segundo análisis del STRENGHT Trial tiene como objetivo principal determinar la asociación entre los niveles plasmáticos de ácido eicosapentaenoico (EPA) o ácido docosahexaenoico (DHA) en desenlaces cardiovasculares en comparación con el placebo de aceite de maíz.

Metodología

Ensayo multicéntrico, doble ciego, de pacientes con alto riesgo cardiovascular con niveles elevados de triglicéridos y niveles bajos de colesterol HDL en 675 centros, de 22 países, entre 2014-2017, con seguimiento a 43 meses. Los participantes fueron asignados al azar para recibir 4 g diarios de ácido carboxílico omega-3 (CA) o un comparador inerte, aceite de maíz. Los desenlaces primario a evaluar fue una combinación de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no fatal, accidente cerebrovascular no fatal, revascularización coronaria o angina inestable que requirió hospitalización. La medida de medición fue el Hazard Ratio (HR) para el tercio superior de los niveles plasmáticos de EPA y DHA alcanzados 12 meses después de la aleatorización.

Resultados

El desenlace primario ocurrió en 574 de 5207 pacientes (11,0%) tratados con aceite de maíz y 575 de 5175 pacientes (11,1%) tratados con omega-3. En pacientes tratados con omega-3, para el tercio superior de los niveles alcanzados de EPA, 194 de 1715 (11,3%) experimentaron un punto final primario en comparación con 574 de 5207 (11,0%) para los pacientes tratados con aceite de maíz (HR ajustado, 0,98; IC del 95%, 0,83-1,16; p = 0,81). Para el tercio superior del nivel alcanzado de DHA, la tasa de eventos fue del 11,4% (HR ajustada, 1,02; IC del 95%, 0,86-1,20; P = 0,85) en comparación con el placebo. Los niveles de triglicéridos bajaron en un 20% y marcadores inflamatorios disminuyeron en un 20%, en el grupo de pacientes que recibieron omega-3. Como efecto adverso este grupo de pacientes presentó fibrilación auricular hasta un 69% y trastornos gastrointestinales.

Discusión

En el segundo análisis del STRENGTH Trial, se pudo demostrar que, a pesar de niveles elevados en sangre de EPA, no hubo ningún efecto benéfico en relación de eventos cardiovasculares mayores y tampoco niveles elevados de HDA produjeron daño, considerando el omega-3 como un efecto neutro tanto en prevención primaria como secundaria. Al compararlo con el estudio REDUCE-IT, donde si hubo efectos benéficos cardiovasculares, se debe tener en cuenta que se utilizó como placebo el aceite mineral que puede aumentar los marcadores cardiovasculares y el componente del omega-3 fue el EPA puro, considerando factores determinantes en sus resultados favorables.

Por otra parte, los ácidos grasos omega-3 tuvieron efectos favorables en los marcadores cardiacos, pero sin lograr impactar en los criterios de valoración principal y teniendo en cuenta como efecto adverso el riesgo elevado de presentar fibrilación auricular, se debe tener prudencia en su utilización.

Conclusión

Por el momento considero que todavía hay cierta incertidumbre sobre el beneficio o daño del uso del omega-3 en paciente con alto riesgo cardiovascular. Eso explica porque todavía en las guías no aparece con evidencia IA. Se deben realizar más estudios cabeza a cabeza que comparen los diferentes componentes del omega-3 con placebos neutros que no alteren los marcadores cardiacos. 

Reseñas y calificación

5/5
0%
4/5
0%
3/5
0%
2/5
0%
1/5
0%

Deja tu comentario

Comentarios recientes